miércoles , 28 febrero 2024
Inicio / Noticias / Son 30 años de la desaparición de los hermanos Restrepo y una investigación sin resultados
El 8 de enero de 1988, los hermanos Restrepo desaparecieron al ser interceptados por la Policía Nacional. Foto cortesía del documental Con mi Corazón en Yambo.

Son 30 años de la desaparición de los hermanos Restrepo y una investigación sin resultados

La historia comienza con los hermanos Restrepo, dos jóvenes, Carlos Santiago y Pedro Andrés, de 17 y 14 años. Ellos salieron de su casa en Miravalle y tomaron la ruta hacia Quito. Iban por un amigo para llevarlo al aeropuerto, pero en el camino encontraron el fin para cada uno de ellos a manos de la Policía Nacional, ese 8 de enero de 1988.

Su familia inició la búsqueda y a los 4 días les aseguraron que los menores estaban con vida y pronto regresarían. Lo único que tenía que hacer la familia Restrepo era guardar silencio.

Pero después de 1o meses de promesas inciertas, los padres de Santiago y Andrés decidieron hacer público el caso de sus hijos. Desde marzo de 1989 iban cada miércoles a la Plaza Grande, para exigir verdad y justicia.

¿Cómo avanzó el caso?

Dos años después de la desaparición de los hermanos, el 13 de julio de 1990, el entonces presidente Rodrigo Borja, firmó un decreto para la creación de una comisión nacional e internacional dedicada a la investigación del caso. La cual concluyó con información de que ese 8 de enero, en el sector del Partidero a Tumbaco, la Policía Nacional realizó un control vehicular en donde interceptaron a los hermanos Restrepo para pedir licencia de conducir.

Allí, Santiago, el mayor de los hermanos, no la poseía y habría intentado huir, creando una persecución que terminó en la detención y movilización de ambos hacia el Centro de Detención Provisional. Esa misma noche habrían sido trasladados al Servicio de Investigación Criminal de Pichincha (SIC-P), en donde el sargento Guillermo Llerena encargó a los dos detenidos a Hugo España.

En este lugar, los menores habrían sido fueron torturados y asesinados. Días después de la detención, el teniente coronel Trajano Bejarano habría convocado a una reunión con los miembros de la Policía Nacional para mantener el caso como reservado. Así se dio paso a que, el cabo segundo Camilo Badillo alias Chocolate, el sargento Guillermo Llerena y Hugo España, se encarguen de que la noche del 11 de enero lleven los cuerpos de los jóvenes a la laguna de Yambo para desaparecer los cuerpos.

Labores de búsqueda

El 17 de agosto de 1991, buzos de la Marina Nacional junto a equipos especializados del extranjero, iniciaron la búsqueda de los cadáveres en las oscuras profundidades de la laguna de Yambo. Sin embargo, solo se encontraron armas de fuego y finalizó la búsqueda. El 15 de noviembre de 1994, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Acosta, emitió una sentencia condenatoria para Guillermo Llerena y Camilo Badillo con una pena de 16 años de reclusión mayor extraordinaria como autores de la detención ilegal de los menores y posterior tortura y asesinatos de los mismos.

Trajano Barrionuevo, Juan Sosa y Doris Morán, tuvieron una sentencia de 8 años de reclusión como cómplices del crimen. Gilberto Molina y Hugo España tuvieron condena de 2 años como encubridores. Todos cumplieron la mitad de las condenas impuestas.

La investigación sigue ahí…

El gobierno de Fabián Alarcón, reconoció que el caso era un crimen de Estado, el 24 de febrero de 1998. El Estado se comprometió a indemnizar a la familia Restrepo Arismendi y ejecutar una búsqueda definitiva en la laguna de Yambo para recuperar los cuerpos de los jóvenes.

Un acuerdo que no se cumplió hasta diciembre de 2008, 10 años después del acuerdo y 20 después de la desaparición. El rastreo en la laguna no arrojó resultados positivos de los cuerpos. Así, actualmente el Estado tiene la obligación de resolver el caso al ser responsables de los jóvenes a través de la Policía Nacional. En la fecha, Lenín Moreno emitió un tweet acerca del caso.

La lucha no termina…

Desde el 2008, el padre de los jóvenes, Pedro Restrepo, ya no sale los miércoles a la Plaza Grande. No obstante, su hija Maria Fernanda Restrepo le tomó la posta con la creación de su documental ‘Con mi Corazón en Yambo’ en el 2011.

En vista de la fecha, se realizaron varias actividades para conmemorar este día. En la Plaza Grande se realizó una exposición fotográfica y presentación de artistas que revela la espera de la familia Restrepo. Además, la Casa de la Cultura Ecuatoriana presentará el documental el día lunes 8 de enero y martes en la mañana. Los horarios están aquí.

 

 

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …