sábado , 24 febrero 2024
Inicio / Noticias / ‘Carondelet’ una serie original de Netflix

‘Carondelet’ una serie original de Netflix

Hace unas semanas circuló en redes sociales una imagen de Carondelet con el diseño de la plataforma de Netflix, al puro estilo de House of Cards, Breaking Bad o Narcos, esto se debe a todos los supuestos casos de corrupción, conflictos y desacuerdos que existen en el actual gobierno; y es que la situación política actual se acerca cada vez más a series de ficción donde el caos y la incertidumbre se encuentran plasmadas en cada nuevo episodio.

Tal controversial e incomprensible es la situación actual del país, que por primera vez un partido político se convierte en oposición y oficialismo a la vez. Lo que nos lleva a reflexionar, ¿por qué se originó esto? ¿cuál es la importancia de los nuevos actores? ¿y cuáles vendrían a ser las posibles conclusiones a este episodio de Hosue of Cards criollo?

JG el nuevo Waldo de la política ecuatoriana

 Esta historia comienza en las elecciones presidenciables donde la dupla Moreno- Glas se vio perjudicada por los presuntos casos de corrupción con Odebrecht supuestamente vinculados al actual vicepresidente. En ese momento las tensiones en el gobierno comenzaron a salir a la superficie, lo que generó una separación en Alianza País.

Pero, ¿por qué Jorge Glas? Las sospechas caen sobre él debido a que se lo relacionó con el manejo de grandes sumas de dinero (Petroecuador y Odebrecht), así como el involucramiento de su tío en casos de corrupción y la divulgación de audios entre el excontralor, Carlos Polit, y el ex ejecutivo de Odebrecht en Ecuador, José Conceiçao dos Santos Filho, donde se habla acerca de pagos a Polit y se menciona a JG. Sin embargo, hasta el momento, la fiscalía no ha logrado encontrar pruebas contundentes en contra de Glas, lo que alejaría la posibilidad de un juicio político.

Crónicas de una separación anunciada  

Desde los inicios del mandato de Lenin Moreno se ha podido observar las múltiples discrepancias que mantiene con su antecesor, Rafael Correa, quien ha encontrado en las redes sociales una plataforma para hacer escuchar su voz desde el exterior.

Correa se ha convertido en uno de los principales críticos de las decisiones de Moreno. Así es como empezó una guerra twitera de peso, donde calificativos como: “mediocre, desleal, traidor” salían de la cuenta del ex presidente; mientras que Lenin Moreno acusaba a su antecesor de tener una “actitud ovejuna” y un “síndrome de abstinencia de poder”.

A tal punto llegó el conflicto que Moreno desmintió la supuesta “estabilidad económica” que había dejado el gobierno de Correa con una critica a la “falta de mesura” en el gasto público, demostrando una triste realidad que el anterior gobierno se negaba aceptar.

Problemas en casa

Si bien la separación del presidente ecuatoriano con el líder del partido parece ser profunda y verdadera, podemos observar que el conflicto se ha focalizado en cosas puntuales. Como por ejemplo, el gasto público, la mala relación con la prensa y oposición, la escasa apertura a inversionistas extranjeros, entre otras. Al momento que Lenín Moreno señaló estas deficiencias de la revolución ciudadana se ganó el desprecio de ciertos seguidores del gobierno y la aceptación de ciertos sectores de la oposición.

Otros ejemplos que enemistaron a ambos políticos son el retiro de las funciones al vicepresidente; mantener conversaciones con “enemigos políticos” como los Bucarám y Nebot; constituir un órgano externo como La Comisión Anticorrupción que vela por la justicia y lucha en contra de la corrupción. Todo esto afectó la imagen y credibilidad que mantenía la revolución ciudadana.

¿Es esto una traición? Depende de los ojos de quien lo vea. Lo que es seguro es que ante los ojos de Rafael Correa, de ciertos asambleístas, asesores y sus de seguidores es un ataque directo a él y a su gobierno.

¿Y ahora? ¿Quién podrá defendernos?

Para entenderlo mejor digamos que Lenín Moreno se encuentra jugando dos partidos, por un lado está tratando de consolidar un gobierno en un país dividido y con una economía golpeada. Por otro lado está luchando en mantener una buena relación con líderes y seguidores de Alianza País, un partido que se encuentra dolido y “traicionado” tras la parida de su líder.

Ahora, Lenín Moreno debe continuar firme con su trabajo. Sus acciones de ahora en adelante deben ser decisivas y determinantes, es decir, hacer lo que el país necesite para recuperarse moralmente y económicamente. Sus acciones para reducir el gasto público es un buen inicio al igual que retirar las funciones al vicepresidente de la República. De esta manera, Ecuador comenzará a sanar poco a poco.

Christian Reyes

(Quito, 1993) Politólogo e internacionalista apasionado por la diplomacia y los problemas sociales. Busca mostrar lo positivo de cada parte para llegar a un mejor entendimiento. Twitter: @csreyes2434.

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …