jueves , 18 julio 2024
Inicio / Noticias / ¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
Texto de braile. Foto: Andrea Puga

Existen alrededor de 40 millones de personas ciegas en todo el mundo que conviven con su condición permanentemente. Tareas diarias como vestirse, comer y transportarse puden llegar a convertirse en grandes hazañas a pesar de la costumbre o la percepción que tengan de su entorno. Sin embargo, estas personas tratan de llevar su vida con normalidad y realizan actividades que les brindan gran independencia. En la capital ecuatoriana, los desafíos son muchos en la vida de varias personas con incapacidad visual y su día a día a ciegas.

Testimonios                                                                                         

Tres historias que muestran como es convivir con una discapacidad visual. Darío, José y Vladimir son tres quiteños que deconstruyen sus perspectivas de vida cada día en lucha por su independencia y por ser tratados con igualdad.

Darío Chuquillo: Apasionado por el Fútbol

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
Darío Chuquillo practicando el deporte que lo apasiona Foto: Andrea Puga

Darío nació ciego. Desde su niñez trató de sobrellevar una condición difícil y que lo hizo sentirse diferente de todos los demás. “Es feo, no voy a mentirle- dice haciendo una mueca- pero uno se sobrepone”. Sin embargo, la independencia con la que se desenvuelve se compara a la de una persona vidente. Su día empieza al prepararse para ir a su trabajo. Su esposa, Mónica (no vidente), le prepara el desayuno mientras el se viste con algo de dificultad. Toma el sistema de trasnporte público, Eco-Vía para llegar a su oficina en la av. Diego de Almagro. Este es la parte del día en la que más tiene incovenientes: “Tenemos problemas con la implementación de nuevas paradas y además que las plataformas para que la gente suba al bus no están totalmente paralelas al piso, lo que me ha hecho resbalar varias veces”.

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
Compañero de Darío Chuquillo. Foto: Andrea Puga

Su jornada de trabajo transcurre hasta las 4 de la tarde, hora en que se dirige a la Fundación Victor Vedado en la que funge como vicepresidente. Al lado de esta institución, Darío maneja un café net junto con su esposa, lugar donde nos recibió para esta entrevista. Pero lo que más le llena de orgullo de toda su historia de vida, es pertenecer a la selección de fútbol de los Juegos Paralímpicos de Ecuador. Y es que el fútbol lo lleva “en el corazón” nos dice, mientras muestra sus medias negras con el sello del Club Sport Emelec. “Yo juego fútbol profesionalmente y es lo que me apasiona. Me hace sentir que no hay nada que no pueda hacer.

José Benavides:  El abogado que quiso ser físico

En la sección para no videntes de la Biblioteca Alejandro Segovia Gallegos, trabaja el doctor José Benavides. Su trabajo dentro de esta área está enmarcado en la soledad y la impotencia. “Dentro de las instalaciones tenemos todo lo necesario para seguir implementando Audio Libros, pero desde el año pasado, la disposición y los fondos han disminuido”. Las visitas de las personas invidentes son cada vez menores por la lejanía del lugar y porque las personas pueden acceder a los mismos servicios en lugares más cercanos de la ciudad de Quito. Los días de José Benavides suelen ser taciturnos y algo estáticos por esta razón.

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
José Benavides en su lugar de trabajo: La Biblioteca Alejandro Segovia Gallegos. Foto: Andrea Puga

Al preguntarle como perdió la vista su rostro se endurece y con voz entrecortada susurra “Me explotó una dinamita en las manos cuando tenía ocho años de edad”. Los detalles los deja para sí mismo. Sin embargo, vuelve a reír cuando le pregunto si sabe bailar. “Claro que sí. Salsa, Merengue, Bachata. Eso sí, no me pida que baile reguetón”. Con vocación de físico y alma de bailarín José Benavides tiene un título de Doctor a su haber y una pasión recalcitrante por el ajedrez, el cual que me explica dibujando peones, alfiles y torres en el aire.

Vladimir Ganchala:  Profesor de corazón

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
Vladimir Ganchala en compañía de su hijo. Foto: Andrea Puga

Cuando tenía doce años, Vladimir Ganchala supo que iba a perder la vista irremediablemente. Es en este punto cuando su perspectiva de vida y aprendizaje cambian desde todos los esquemas. Víctima de un accidente de tránsito que dañó sus nervios ópticos, el joven Vladimir empieza a asistir a talleres de capacitación para sobrellevar su condición. Asiste a clases de movilidad, braille y ábaco mientras su visión empeora cada vez más. Al quedarse completamente ciego, cae en una depresión profunda de la que logra salir con el apoyo de su familia y con una que otra clase de defensa personal. Logró graduarse del colegio con honores e inicia sus estudios en la Universidad Central en Pedagogía. Paralelamente, él y su hermano inician su entrenamiento en atletismo, deporte que practica hasta la actualidad, pero con nueva compañía. “Mi hijo es ahora la persona con la que entreno. Siempre me ayuda y hay veces que tengo que sacar permiso en su colegio para que lo dejen salir. Los dos somos los que competimos”.

Al mostrarnos como usa el bastón de movilidad, su expresión se endurece y afirma que, en las ciudades, los ciegos no existen. “En todo lugar hay mallas que supuestamente sirven para el ornato de las calles. Para nosotros eso puede ser extremadamente peligroso. Además, los supuestos puntos de braille ubicados en los pisos de las ciudades principales son trampas que te llevan o directamente a un árbol o a una pared sin salida”. En cuanto a la inclusión de los textos en Braille en el pénsum de las escuelas fiscales en el país, Ganchala se encuentra escéptico acerca de esta nueva ordenanza. “Estos libros solo se obsequian a los niños en educación básica. ¿Y qué harán cuando quieran continuar en la secundaria? ¿No va a haber espacio para ellos?”.

Un acercamiento al Sistema Braille

El sistema braille es un método ideado en 1829 por francés Louis Braille, invidente desde niño como consecuencia de un accidente, con el objetivo de que las personas ciegas pudiesen leer y escribir. Básicamente, consiste en un sistema de puntos en relieve grabados sobre papel, en el cual cada carácter está formado por 6 puntos. Los invidentes recorren dichos puntos con la yema de los dedos y, a través del tacto, logran distinguir diferencias entre ellos, lo que les permite identificar las distintas letras, números y signos de puntuación. Las ventajas del braille, como sistemas de acceso al aprendizaje de las personas con discapacidades visuales y aún más especialmente de aquellas que combinan problemas visuales con sordera, superan con creces algunas desventajas como la lentitud del aprendizaje y otras similares, que además se pueden superar fácilmente.

La Discapacidad Visual en Datos 

¿Cómo es ser ciego? No es una pregunta fácil de responder
La discapacidad en números. Infografia: Andrea Puga

¿Qué realiza la Federación de Ciegos por las personas con discapacidad visual en Ecuador?

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …