jueves , 22 febrero 2024
Inicio / Noticias / La “familia feliz” que mantenía encadenados a sus 13 hijos en California

La “familia feliz” que mantenía encadenados a sus 13 hijos en California

El pasado 15 de enero, se desató la noticia de que una pareja de casados mantenían encerrados y encadenados a sus 13 hijos, en el número 160 de la calla de Muir Woods, en la localidad de Perris, en California, todo indicaba que vivía una “familia feliz”, así lo señala la BBC.

Una de las hijas de 17 años logró escapar el domingo pasado y llamó a la policía desde un celular que encontró dentro de su casa. Los agentes del departamento de policía de Perris y funcionarios de la oficina del alguacil del condado de Riverside, llegaron al lugar y encontraron a los hermanos entre los 2 y los 29 años. Algunos estaban atados con cadenas y candados.

La salubridad era decadente, según los agentes, las víctimas estaban desnutridas y muy sucias.

Foto tomada del portal web El Espectador

Cinco días después de conocer el caso 

David y Louise Turpin enfrentan varios cargos criminales por tortura y abuso infantil que los podrían hacer pasar el resto de sus vidas en una prisión de California. Los investigadores revelaron detalles escalofriantes de cómo vivían estos niños y jóvenes durante por lo menos los últimos siete años, hasta que juntos planearon el escape.

El portal Univision, indica que la Fiscalía del condado de Riverside acusó este jueves a David y Louise Turpín, los padres acusados de mantener a sus 13 hijos encerrados y encadenados dentro de una casa en la misma localidad de California.

Los cargos son los siguientes:

  • 12 por tortura
  • Siete por abuso de un adulto dependiente
  • Seis por abuso infantil y negligencia con menores
  • 12 por detención ilegal
  • Uno por actos lascivos contra un menor de 14 años, el cual se le imputa al padre por tocar de manera indebida a una de las víctimas tras intimidarla.

Estos cargos fueron presentados por cada uno de los hijos en su mayoría, a excepción del bebé de 2 años, las autoridades aseguran que no tenía señales ni signos de tortura y estaba bien alimentado al momento de ser rescatado. Además, las autoridades fijaron una fianza de 9 millones de dólares para los padres.

¿Qué dicen los familiares y vecinos?

Dentro de su comunidad a ellos se los consideraba una buena familia cristiana, sin embargo, vecinos aseguran que ellos eran el tipo de los que realmente no se sabía nada de ellos, no miraban ni escuchaban a los niños.

Los abuelos de los niños indicaron que no miraban a la familia desde hace cinco años, pero se comunicaban vía telefónica.

 

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …