viernes , 24 mayo 2024
Inicio / Noticias / Gabriel García Marquéz, el novelista más recordado
Foto tomada de Mundo Latino

Gabriel García Marquéz, el novelista más recordado

Hoy se recuerda al novelista colombiano, Gabriel García Marquéz. El ganador al premio Nobel de Literatura en 1982 y uno de los grandes maestros de la literatura universal.

Fue la figura fundamental del llamado Boom de la literatura hispanoamericana, fenómeno editorial que, en la década de 1960, dio proyección mundial a las últimas hornadas de narradores del continente.

Inicios al periodismo

Su amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella le permitió acceder al periodismo. Posterior al llamado “Bogotazo”, que fue el asesinato del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, las manifestaciones siguientes y la brutal represión de las mismas, comenzaron sus colaboraciones en el periódico liberal El Universal, que había sido fundado el mes de marzo de ese mismo año por Domingo López Escauriaza.

Comenzó su carrera profesional trabajando desde joven para periódicos locales y más tarde residiría en Francia, México y España. En Italia fue alumno del Centro experimental de cinematografía. 

Desde 1953 colaboró en el periódico de Barranquilla El nacional, en el que sus columnas revelan una constante preocupación expresiva y una acendrada vocación de estilo. Esto refleja, como él mismo manifestará, la influencia de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna.

Inicios a la escritura

Su carrera de escritor comenzó con una novela breve, que evidencia la fuerte influencia del escritor norteamericano William Faulkner: La hojarasca (1955).

En 1961 publicó El coronel no tiene quien le escriba, relato en que aparecen ya  los temas recurrentes de la lluvia incesante, el coronel abandonado a una soledad devastadora, a penas si compartida por su mujer, un gallo, el recuerdo de un hijo muerto, la añoranza de batallas pasadas y la miseria.

En 1962 reúne algunos de sus cuentos -ocho en total- bajo el título de Los funerales de Mamá Grande, y publica su novela La mala hora

Su prestigio literario, que en 1982 le valió el Premio Nobel de Literatura, le confirió autoridad para hacer oír su voz sobre la vida política y social colombiana. Su actividad como periodista quedó recogida en Textos costeños (1981) y Entre cachacos (1983), compendios de artículos publicados en la prensa escrita. Además, la exitosa novela Noticia de un secuestro, es un amplio reportaje editado en 1996 que trata de la dramática peripecia de nueve periodistas secuestrados por orden del narcotraficante Pablo Escobar. 

Relato de un náufrago, reportaje sobre un caso real publicado en forma de novela en 1968, constituye un brillante ejemplo de ‘nuevo realismo‘ y puso de manifiesto su capacidad para cambiar de registro.

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …