sábado , 24 febrero 2024
Inicio / Noticias / Lo que hoy se mediatizo

Lo que hoy se mediatizo

Es lamentable los últimos sucesos que han pasado en el Ecuador, sin embargo no es algo nuevo y no es uno de los actos mas violentos que se ha dado en aquella zona, a pesar de eso es el que más se mediatizo. La población ecuatoriana se encuentra alterada al ver tan cerca semejantes actos, en especial en los capitalinos. Es incomodo la forma en que la que los ciudadanos no logran comprender las necesidades de frontera, tampoco lo han podido entender este gobierno ni anteriores. El Plan Ecuador es un ejemplo de múltiples fracasos en la zona.

Debido a la ignorancia y a la mala memoria de la capital, se han pronunciado voces a favor de actuar militarmente en la zona, añorando a muertos que nos salvarían de estos rufianes pagándoles con su propia medicina.

Ejemplos tales como los 11 del Putumayo en 1993, nos enseñan que al momento de responder a grupos subversivos y/o bandas criminales el Ecuador ha sido inefectivo, tanto asi que las acciones militares tomadas han afectado en materia de derechos humanos a la población local. El problema yace en que el Ejecutivo se ha dedicado a buscar chivos expiatorios para calmar la presión mediática, en vez de encontrar una solución a largo plazo, hoy en día se vuelven a repetir los mismos errores solo que el chivo expiatorio lleva el nombre de Guacho.

Es tal como lo que Popeye le manifestó al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos: “Señor Presidente como quiere atrapar a un ratón con un elefante, al ratón se lo atrapa con un gato, nos estamos enfrentando a un enemigo invisible, que sabe camuflarse en la selva y entre la sociedad civil, Como sabemos a quién matamos y a quien no?”

Una frontera sin dueño

De aquí surge la pregunta: ¿Son capaces nuestros militares en cuanto a su conocimiento y armamento enfrentar un grupo de esta magnitud?. Para resolver nuestras inquietudes tenemos que observar el ejemplo de Colombia-hay que dejar claro de que no es comparable la situación actual con la vivida por el vecino país por más de 50 años- y analizar las acciones funcionaron y cuáles no.

Para entender que medidas son necesarias debemos entender cómo se vive en frontera, qué piensan y qué sienten nuestros compatriotas. La gente de la frontera ha sido atacada por militares colombianos al cometer asesinatos a dirigentes fronterizos y fumigaciones. Los militares ecuatorianos por su parte han inculpado, torturado y asesinado a población civil, incluso se dio un desplazamiento forzado por comunidades Shuar en el 97 a causa de operativos militares en la zona del Putumayo. El problema es que la visión del Estado colombiano y ecuatoriano es ver a la gente de frontera como el enemigo, y la gente lo siente de la misma manera.

La guerrilla ha realizado secuestros, extorciones y asesinatos en la zona, sin embargo, al encontrarse en un territorio abandonado por el estado, optó seguir la estrategia de brindar eduación, salud, alimentos y trabajo a la gente. Una inteligente jugada de parte de los guerrilleros.

Entonces, surgen las preguntas: ¿cómo van a sobrevivir los negocios de las personas en frontera sin estas organizaciones? ¿Como pedirle que no apoye al narcotraficante cuando no protegemos a nuestros campesinos cuando son afectados por los insecticidas?

Es necesario, para poder encontrar una solución definitiva este problema, una acción militar que no esté basada en los errores del pasado cometidos por Ecuador y Colombia. Es claro que la guerra contra las drogas ha fracasado, es claro que tener bases militares en el país no sirve para controlar las drogas, es evidente que las fumigaciones perjudican la salud de la población y no contribuye a la disminución de los cultivos de la coca.

Una solución a tomar en cuenta

Para combatir a un enemigo fantasma, que se puede camuflar entre los civiles y que no cuenta con un territorio fijo, debemos capacitar a nuestros militares para que sean capaces de diferenciar entre los civiles y enemigos, debemos de igual manera generar una respuesta integral que no se encargue simplemente a perseguir y eliminar a los chivos expiatorios de la problemática actual.

Debe existir presencia del Estado con salud, educación, empleo y acceso a la justicia, no es tolerable que comunidades no cuenten con servicios básicos como agua, luz y teléfono. Es nuestra obligación como sociedad civil y ecuatorianos apoyar a nuestros hermanos, que solo por vivir alejados de la capital, se han encontrado abandonados. Tal y como nos unimos por las víctimas del terremoto, mostremos nuestra solidaridad y apoyo a aquellas comunidades que han sufrido las consecuencias del olvido.

Debemos dar apertura a la discusión sobre la legalización de las drogas verdes como solución a los problemas del narcotráfico y ver los ejemplos como Uruguay, teniendo en cuenta sus buenos resultados en disminución de consumo y violencia.

Christian Reyes

(Quito, 1993) Politólogo e internacionalista apasionado por la diplomacia y los problemas sociales. Busca mostrar lo positivo de cada parte para llegar a un mejor entendimiento. Twitter: @csreyes2434.

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …