jueves , 18 julio 2024
Inicio / Noticias / Muro entre Ecuador y Perú: tensiones e historia

Muro entre Ecuador y Perú: tensiones e historia

La construcción de un muro en la zona fronteriza entre Ecuador y Perú, en las localidades de Huaquillas y Aguas Verdes, ha generado tensión en las relaciones de ambos países.

De acuerdo a la embajada de Perú en Ecuador, el muro representaría un incumplimiento a los acuerdos de Brasilia, documentos diplomáticos firmados tras el conflicto bélico entre los dos países, suscitado en 1995.

Sin embargo, el gobierno de Ecuador a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, MIDUVI, institución encargada de la obra, afirma que se trata de la construcción de un parque lineal entre las dos poblaciones, cuyo objetivo es el de atracción turística. Para esto se consideraba necesario el levantamiento del muro, para contener los trabajos de construcción del parque, más no para dividir los poblados.

Entre comercio y acuerdos de la guerra

En estricto rigor, la frontera que divide las mencionadas poblaciones limítrofes se conforma solamente de un canal por el cual atraviesan aguas servidas. En los alrededores existe un mercado donde circulan tanto soles peruanos como dólares ecuatorianos. El comercio constante y la proximidad de las locaciones ha establecido a los moradores de ambas ciudades prácticamente como cohabitantes de un mismo lugar.

Tras la guerra en el Alto Cenepa por territorio amazónico, Ecuador y Perú firmaron la paz en Brasilia en 1998. Ahí se establecieron también una serie de acuerdos sobre el manejo y cuidado de dicho canal. Concretamente, Ecuador se comprometía a dejar una franja de 10 metros al lado derecho del canal para que ambos países pudieran realizar su mantenimiento y limpieza.

Sin embargo, desde la orilla del canal hasta donde se está construyendo el muro solo existe un espacio de 4 metros. Según la Ministra de Vivienda, María Alejandra Vicuña, no era posible realizar la construcción del parque a 10 metros del canal, conforme dictaban algunos estudios previos al inicio de la obra.

Por ello, una de las razones principales de la construcción del polémico muro es técnica. Pues cuando llegan las épocas de lluvia la acequia se desborda hasta llegar a los puestos informales de comercio que se encuentran a los dos lados del canal, perjudicando a vendedores y clientes.

No obstante, el embajador de Perú en Ecuador, Hugo de Zela declara que eso afectaría exclusivamente al lado peruano del muro, pues el agua solo se desparramaría hacia allí.

Conflicto diplomático 

Y aunque a través de su Cancillería, Perú ha exigido la paralización de la obra, esta continúa, por lo menos por la siguiente semana. La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, anunció que cesaban los trabajos de construcción del muro netamente, como gesto de buena voluntad ante las demandas de Perú. Sin embargo, trabajos adyacentes a la construcción del parque continuarán, como la colocación del adoquinado.

La falta de consulta y debate previas a la iniciación del proyecto es lo que más parece importunar a los diplomáticos peruanos.

A pesar de que el próximo 24 de julio se llevará a cabo una reunión en Lima entre vicecancilleres de ambas naciones para discutir la construcción del parque y el futuro de ese pedazo de tierra, según el embajador peruano en Ecuador “esto ya dejó de ser un tema técnico y se tornó en un asunto político”.

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …