miércoles , 22 mayo 2024
Inicio / Noticias / Jorge Glas, una piedra en el zapato para el gobierno de Lenín Moreno

Jorge Glas, una piedra en el zapato para el gobierno de Lenín Moreno

Lenin Moreno ha demostrado ser diferente en comparación a su antecesor Rafael Correa, en términos ideológicos y en la forma de tratar a su oposición, medios de prensa, ex candidatos presidenciales etc.

Su decisión de alejarse de su antiguo binomio presidencial ha sido en parte por la situación actual del Ecuador. Circunstancias en las cuales un partido político debe adaptarse o morir; y el nuevo primer mandatario lo entendió bastante bien. A lo largo de la historia del Ecuador, los partidos tradicionales no han sabido adaptarse a las necesidades de la población.

La mala administración por parte de los partidos de izquierda y derecha generaron el ambiente perfecto para el triunfo de Alianza País en los últimos 10 años. Una derrota que es recordada por los partidos tradicionales cada vez que se presentan a las elecciones, viendo como partidos nuevos de oposición como CREO y SUMA se apoderan de los que antes eran sus votantes.

Como era de esperarse, partidarios y seguidores de Alianza País no comparten la ideología de Moreno. El día de la partida de Correa a Bélgica se evidenció una fragmentación dentro del partido. Gente a las afueras de Carondelet con pancartas tachando a Moreno de traidor, mientras que grupos de personas ubicados en la Ruta Viva despedían al expresidente.

Una fragmentación que tiene su origen en la salida de un líder carismático que genera un alejamiento cada vez más profundo de esa añorada revolución que no quería parecerse a ninguno de los gobiernos del pasado. Ahora, termino por crear dos bandos en un país que, en la actualidad política, es inestable.

La dupla Lenin Moreno-Jorge Glas quiso unificar el partido con mayor popularidad en los últimos 10 años, sin embargo ocurrió todo lo contrario. Con un capital político cayendo cada vez más debido a las distintas acusaciones por escándalos de supuesta corrupción y una oposición que conoce el talón de Aquiles de la dupla presidencial, ha generado una desestabilidad que produce desconfianza en la gente de oposición y oficialista.

Piedra en el zapato

Jorge Glas se ha convertido en la piedra en el zapato para el gobierno de Lenin Moreno, que cada vez se vuelve más incomoda. Su vicepresidente representa un ancla que no deja que se aleje de la cara más oscura de una revolución ciudadana que prefiere negar verdades en la economía, que pretende eliminar derechos a los ciudadanos a placer y que intenta ocultar con un dedo a aquellos funcionarios que prefirieron lo monetario antes que a su patria.

¿Qué hacer?

Lenin Moreno se enfrenta a graves problemas y debe actuar inmediatamente. Lo primero que debe hacer es corregir los errores del anterior gobierno, seguido por intentar plantear sus propuestas que resultan, con cada verdad revelada, más lejanos de transformarse en realidad sin un endeudamiento estatal más agresivo.

Otro punto a tratar de manera urgente es luchar contra la corrupción de manera impecable; coordinando con conglomerados civiles y trabajando juntamente con el Frente de Transparencia y Lucha contra la Corrupción. Dando libertad a los medios de comunicación reformando la ley de comunicación, para que pueden informar el rol de fiscalización y dar voz a las necesidades de la ciudadanía.

En cuanto al desarrollo económico se debe implementar la ley de emprendimientos de una forma adecuada, eliminando trabas que dificultan la creación de nuevas empresas enfocándose en sectores con un alto porcentaje de desempleo juvenil; y por último, desechando el aparato burocrático innecesario de ciertos ministerios.

Christian Reyes

(Quito, 1993) Politólogo e internacionalista apasionado por la diplomacia y los problemas sociales. Busca mostrar lo positivo de cada parte para llegar a un mejor entendimiento.

Relacionado

Apple anunció el lanzamiento de su canal de streaming

La mañana del lunes 25 de marzo del 2019, Apple y su director Tim Cook, …